Masaje
5 marzo, 2014
Hidroterapia
5 marzo, 2014

Electroterapia


Diatermia, electroestimulación, ultrasonidos, IR, TENS…




En algunos casos, según la patología a tratar, la electroterapia nos ayudará a acelerar el proceso de recuperación de la lesión. La DIATERMIA nos es de gran ayuda en FASCITIS PLANTAR, ROTURA FOBRILAR, pequeñas ZONAS CON MUCHA TENSIÓN (gemelos, zona suboccipital, supraespinoso, musculatura de la mano y antebrazo...) y por lo tanto también en PUNTOS GATILLO. La ELECTROESTIMULACIÓN es importante cuando queremos ACTIVAR y POTENCIAR algún músculo en concreto. También en los tratamientos anticelulíticos. El ULTRASONIDO nos ayuda en tendinITIS y puntos gatillo sobre todo de manos y pies. El uso de la electroterapia siempre va acompañada del tratamiento manual necesario para desbloquear y relajar el sistema muscular y a su vez liberar la tensión o coaptación de las articulaciones implicadas. Normalmente no lo usamos como tratamiento único.